descarga-1

¿No sabe qué hacer ante esta situación y desconoce los pasos a seguir? No se preocupe, se lo explicamos detalladamente a continuación.

Según el Real Decreto-Ley 1/2017, de 20 de enero, que contempla estos temas, las cantidades económicas a devolver de las cláusulas suelo, no hay que integrarlas en la base imponible del impuesto, no está considerado como renta y los intereses de indemnización tampoco. Solo es devolución de dinero que anteriormente se pagó abundantemente y al obtenerse ya tributaría en la concreta declaración.

Hay tres casos en los que la situación es distinta, a saber: deducción por inversión en vivienda habitual, deducciones fijadas por las Comunidades Autónomas y estar clasificado como gasto deducible.

Deducción por inversión en vivienda habitual

En este caso el contribuyente pierde el derecho a su deducción. Debe incluir los importes deducidos en la declaración del IRPF del ejercicio en el que se produjo el veredicto, la sentencia o el pacto con la entidad, en los términos del artículo 59 del Reglamento del IRPF.

Si el veredicto, sentencia o pacto se produjo en el 2016, debe completar las casillas 524 y 526, no son necesarias las casillas 525 y 527. Si la entidad financiera reduce el préstamo, no hará falta regular las deducciones previas. Es fundamental tener en cuenta que no haya prescrito el derecho de la Administración.

Deducciones fijadas por las Comunidades Autónomas

La regularización de las cantidades deducidas se realizará en la declaración de 2016, que se presentará a partir del segundo trimestre de 2017 y afectará a las deducciones de cuatro años previos al 2016.

Para el 2017, la renta se presentará a partir del segundo trimestre de 2018 y afectará también a los cuatro años previos al 2017.

Gasto deducible

Ejercicios anteriores que incluyan inmuebles arrendados, afectos a actividades económicas u otros, los importes ahora percibidos no se considerarán como gasto deducible, por lo que se debe presentar declaraciones complementarias de los ejercicios pertinentes.

El plazo para presentar las declaraciones complementarias comprende la fecha del veredicto, sentencia o pacto y la finalización del siguiente plazo de autoliquidación por este impuesto. Los ejercicios que deben presentarse son aquellos en los que no haya prescrito el derecho de la Administración.

Según la aplicación de las deducciones en un ejercicio concreto por parte del contribuyente, podemos ver que:

Si el pacto con la entidad bancaria, se ha producido entre el 6 de abril de 2016 y el 4 de abril de 2017, debe presentar declaraciones complementarias con carácter general de los años 2012, 2013, 2014 y 2015 en el plazo de la presentar la declaración de la renta del año 2016, ese plazo comprende el segundo trimestre del año 2017 (abril, mayo y junio).

Si el acuerdo, se ha producido posteriormente al 4 de abril de 2017, las declaraciones complementarias a presentar serán de los años 2013, 2014, 2015 y 2016, en el plazo de presentar la declaración de la renta del año 2017, ese plazo comprende el segundo trimestre del año 2018 (abril, mayo y junio).

Si está negociando el trato con la entidad actualmente, es mejor esperar a firmar pasado el 4 de abril.

Si tiene dudas o quiere más información, contacte con J. Barber y Asociados al número 962 86 92 12 o visite nuestra oficina en la Calle Forn, 1 de Gandia. Estaremos encantados de ayudarle y además lucharemos para que obtenga el mayor beneficio posible en su declaración de la Renta 2016.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

© 2014 Hype Marketing |

logo-footer

Síguenos:                  

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR