El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha vuelto a contradecir el balance de los bancos españoles y al criterio del Tribunal Supremo español. Puesto que el Tribunal de Justicia de la UE ha dictaminado que las entidades deben devolver a sus clientes con retroactividad total el coste de los gastos de constitución de las hipotecas cargados íntegramente al consumidor en cumplimiento a una cláusula abusiva.

La Corte de Luxemburgo asegura y recuerda que tal y como ya dictaminó en diciembre de 2016 en el caso de las cláusulas suelo, la nulidad de una cláusula por su abusividad debe suponer la anulación total de la condición desde su origen.

Además explica que el tribunal solo aceptara que la restitución sea parcial si la legislación nacional marcaba que determinados gastos debía asumirlos el cliente.

Este matiz indica que los consumidores podrían tener que seguir asumiendo el coste del impuesto de actos jurídicos documentados, que el Supremo adjudicó a los clientes tras varias sentencias contradictorias, si bien las entidades deberían compensar a sus clientes por el resto de la factura.

En J. Barber y Asociados, ante tantos cambios jurisprudenciales, en pro del interés exclusivamente del cliente, hemos estado esperando hasta la sentencia del TJUE para poder seguir tramitando todas las devoluciones de los gastos hipotecarios cargados abusivamente a sus clientes. Tras esta sentencia, volvemos a la carga con todos los procedimientos judiciales.