Más de 5 millones de españoles ya han cobrado su prestación pero existen miles de trabajadores que todavía no han recibido su desempleo. 

Por ello, desde J. Barber y Asociados te aconsejamos los siguientes pasos para reclamar la prestación:

En primer lugar, el empleado debe mandar una comunicación a la empresa informando del retraso en el pago de la prestación.

Una vez se haya realizado el aviso, se debe presentar una reclamación administrativa, y en este caso existen dos circunstancias a tener en cuenta: que el pago no se haya realizado o que el SEPE haya rechazado o abonado una cantidad con la que se esté disconforme. 

No se ha realizado el pago de la prestación

Si no se ha realizado el pago, se puede presentar una reclamación patrimonial al SEPE vñia telemática o por correo electrónico desde el día siguiente al que el trabajador tiene derecho a cobrar la prestación. 

La Administración tiene hasta 6 meses para responder a dicha solicitud. Si en este periodo no ha respondido, se considera silencio administrativo y por ello, se abre paso a la vía de la demanda judicial.  También si hay resolución del SEPE y es negativa: el ciudadano tiene 2 meses desde que se dicta para ejecutarla. 

La prestación ha sido rechazada o la cantidad es inadecuada

Si la prestación ha sido rechazada o recibida una cantidad inadecuda, el trabajador tiene 45 días hábiles para hacer una reclamación al propio SEPE. En caso de no recibir respuesta o que esta sea desfavorable, tiene otros 30 días hábiles para presentar una demanda en los Juzgados de lo Social. (Se puede acudir sin abogado ni procurador en primera instancia)

Ante cualquier duda o consulta, contacta con nuestro despacho, estaremos encantados de ayudarte.